Skip to main content

¿Qué es un automóvil?

Con el paso de los años, el hombre ha surgido en el mundo con distintas necesidades, como, por ejemplo, la de trasladarse de un lugar a otro, por lo que su ingenio ha tenido que remontarse a estas situaciones.
En la historia, con los fuertes trabajos que empleaba el hombre, su necesidad por un objeto que lo ayudara a trasladarse en distancias largas tuvo que tomar vida.
Por esta razón se conoció en el mundo el automóvil, un simple objeto creado para moverse sin el esfuerzo del hombre, puesto que estaba en la capacidad de hacerlo por sí solo.
¿Qué es el automóvil?
La palabra automóvil tiene su origen del griego y del latín, desglosando la misma en “uno mismo” y “que se mueve”, por lo tanto, se entiende por automóvil algo que se mueve por sí mismo.
Los automóviles son unos vehículos desarrollados para poder transportar personas, animales u objetos sin hacer un esfuerzo sobre natural, puesto que son autopropulsados.

El sistema por medio del cual los automóviles logran moverse es gracias a un motor, el cual, con una ingeniería bastante compleja logra mandar la fuerza necesaria como para trasladarse.
Aunque generalmente, cuando se refieren a un automóvil inmediatamente se relaciona con un coche, no necesariamente es así, debido a que, según su definición, los automóviles son muy diversos.
Van desde los más conocidos de cuatro ruedas, hasta los camiones, autobuses, motocicletas, triciclos, entre otros.
Por lo tanto, todo vehículo que sea capaz de moverse por sí solo mediante un motor o propulsor es considerado un automóvil.
Origen de los automóviles
Si bien, actualmente es que los automóviles están siendo reconocidos, e incluso, mejorados con la invención de la tecnología, estos objetos tienen muchos años de historia.
Se estima que los primeros modelos de automóviles, muy distintos a los que conocemos hoy en día datan de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, por lo que su evolución ha sido muy larga.
Cabe destacar que los primeros modelos que se desarrollaron de máquinas que se movían por sí solas eras realmente distintas, puesto que las ruedas eran menos anchas y con menos estabilidad.
De la misma forma, los estilos podrían decirse que eran un tanto elegantes para la época, ya que los asientos, aunque eran mucho más pequeños que los actuales, estaban cubiertos de lujosas telas al igual que el techo.
A pesar de todas las diferencias que tienen estos primeros modelos, su colaboración con el mundo ha sido fantástica, debido a que a partir de ellos se desarrollaron las grandes maquinarias que hoy se conocen.
¿Cómo funciona un automóvil?
Como bien se menciona anteriormente, se entiende por automóvil todo objeto capaz de moverse por sí mismo mediante un sistema de propulsión ensamblado en un motor.
Sin embargo, su funcionamiento es mucho más complejo de lo que aparenta, ya que se trata de una ingeniería compleja que logra ensamblar todas las piezas para dotar a la máquina de energía.
Los primeros modelos que se desarrollaron funcionaban a través de la energía suministrada por gasolina o gas, sin embargo, con el paso de los años, la energía para el funcionamiento ha variado mucho creando propulsión alternativa.
Esta energía que dota a la máquina de movimiento se suministra a través de un motor, el cual, generalmente se encuentra en la parte delantera del automóvil, pero que puede abarcar toda la carrocería del mismo.
Energías para mover un automóvil
Ciertamente, lo que popularizó este invento es la forma de suministrar energía a una máquina sin que sea proporcionada por un ser humano un animal.
Si bien se mencionaba antes, las formas de suministrar energía varían mucho, sobre todo en los modelos que existen actualmente, puesto que están siendo desarrollados para ser más amigables con el ambiente.
La mayoría de los modelos de automóviles que existen utilizan gasolina o gas, sin embargo, también se encuentra el diésel, la energía solar, e incluso, los motores eléctricos.





Comments

Popular posts from this blog

¡Dile no al agua fría, con el uso de una calefacción y calderas centralizadas!

El cuerpo humano aparte de no aguantar temperaturas frías porque la piel es débil como para bañarse en estos climas bastante fríos, la solución es una calefacción y calderas centralizadas  donde el agua sale caliente en el que la función de la caldera es producir el calentamiento al circular el agua por las tuberías de la misma, esa calefacción hace que el agua salga por todas las tuberías de la casa, aplacando así el agua fría casi congelada que sale en países de temperaturas bajas. ¿Dónde y cómo se puede usar una calefacción y calderas centralizadas?
La calefacción y calderas centralizadas se puede usar en aquellos lugares presentes en climas fríos, en todos los sitios bien sea las casas, las oficinas, centro comerciales, entre otros, este tipo de agua caliente que genera satisface a todas las personas sin causarle temor de lavarse las manos o la cara con aguas frías, logrando cambiarlas por aguas calientes. Lo ideal es que se tenga una idea general acerca de cómo se puede utilizar la 

Croquetas de Arroz

El arroz es un cereal muy nutritivo que siempre esta presente en nuestras comidas, sin embargo en algunas ocasiones el mismo se vuelve algo monótono, por esta razón te enseñaremos a preparar una receta clásica de arroz, se trata  de receta de croquetas de arroz, muy rápidas de hacer y muy económicas, si te sobró un poco de arroz de la cena del día anterior puede preparar las croquetas con el mismo.

Para preparar la receta de croquetas de arroz necesitamos los siguientes ingredientes, 400 grs. de arroz cocido, 2 huevos, 5 cucharadas de queso rallado, condimentamos la y pimienta a gusto, una cucharada de harina y 1 cucharada de perejil picado.

El primer paso que debemos hacer para preparar esta receta de croquetas de arroz es el siguiente colocamos en un recipiente el arroz, posteriormente incorporamos los huevos mezclamos todos y después agregamos el resto de los ingredientes, nos debe quedar una pasta consistente y algo blanda, posteriormente echamos una taza de aceite en un sartén y …

Cunas, minicunas y colechos

Cuando son muy pequeñitos, los niños duermen durante muchas horas, por lo que es fundamental el poder garantizarles un buen sueño. Así su hijo se desarrollará mejor estará más sano y más feliz a sí que el sueño de su hijo no es una cuestión baladí. En los primeros meses, algunos padres suelen elegir moisés o una minicuna de colecho, ponga a su bebé a dormir en un colchón firme y plano que este diáfano y que se ajuste lo mejor posible a la cuna, es aconsejable que no queden más de 1, 5 centímetros a cada lado, a la cuna, así, sin espacios en los bordes. Forros polares y otras superficies blandas no son adecuados para que su bebé pueda dormir.


El exterior del colchón debe ser impermeable y la cubierta con una sola tela. Mientras que otros ya optan directamente por una cunita.


Eso sí, cuando el niño cumple tres o cuatro meses, se le debería pasar a una cuna, que deberemos reducir mediante protectores acolchados colocados a lo largo de los bordes de la cama.
De esta manera, encerraremos…